shadow
shadow

Ciudad de México. 3 de mayo de 2017 (AIC).- El desarrollo científico y tecnológico en México enfrenta varios retos, quizás uno de los más importantes es la volatilidad sexenal, indicó Enrique Cabrero Mendoza, director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Durante el foro “La UNAM y los desafíos de la Nación” que se realizó en Universum, Museo de las Ciencias, Cabrero Mendoza resaltó la apremiante necesidad del diseño de una política científica desvinculada de los tiempos políticos naturales de una democracia.

Publicidad


 

“Lo que se necesita es una política de ciencia y tecnología continua, que sepa exactamente hacia dónde va y que no se mueva durante los próximos 20 o 30 años. Quizá no suena complicado si hablamos de años, pero si les digo en cuatro o cinco sexenios, ahí sí ya lo vemos complicado; es la misma cantidad de años, pero si lo vemos en sexenios ya no sabemos a dónde vamos a ir a dar”.

Destacó que es necesario establecer metas a largo plazo y garantizar su inversión y continuidad en proyectos de trascendencia nacional y mundial.

NOTA: “WiFi” gratis a los usuario del Metro de la Cuidad de México

“Este es un sector de grandes inversiones, de formación de recursos humanos, de atracción de empresas y eso no se logra de la noche a la mañana, es un trabajo continuo”.

Por tal razón, enfatizó que en lo que resta de esta administración se promoverá una reforma para que Conacyt se convierta en una institución con mayor autonomía.

“Queremos que Conacyt se ‘desexenalice’, que tenga un plan de 20 o 30 años avalado por el Congreso, el sector empresarial, la academia, la sociedad y que no pueda tener giros un poco absurdos a lo largo del tiempo”.

Asimismo, señaló que en esta reforma se añadirá una cláusula de gradualidad en su presupuesto, es decir, que nunca pueda ir hacia atrás, que siempre se incremente a mayor o menor ritmo según las circunstancias económicas del país.

“Lo que buscamos es que esto blinde la política científica y tecnológica del país, ya que de no blindarse no podremos llegar a donde queremos”, resaltó el titular de Conacyt, especialista en políticas públicas.

NOTA: Los 5 grandes errores de Steve Jobs (#Infografía)

Resaltó que la transición política que vive México tomará algunos años más, “todavía nos va a traer de un lado para otro con aspavientos y casos complicados, es un proceso de maduración democrática y todos los países que han entrado en este proceso les ha costado muchas décadas estabilizarse”.

Esta situación generará un sistema muy volátil de instituciones, por tal razón “o protegemos la política de ciencia y tecnología de México o va a tener la misma inestabilidad del sistema político”.

Indicó que la idea no es que Conacyt se convierta en una secretaría, “sería un error garrafal… Si hiciéramos de Conacyt una secretaría de estado, tengan por seguro que también entraría a esa volatilidad”.

Lo que tienen pensado es proponer ante los poderes Ejecutivo y Legislativo que Conacyt se convierta en un organismo autónomo similar a la Fundación Nacional para la Ciencia (NSF, por sus siglas en inglés).

Cabrero Mendoza reconoció que esta propuesta de reforma aún está en ciernes en el ámbito académico, así que habrá de esperar a que termine de pulirse y después sea presentada ante los legisladores.

EstaNota  es de la autoria de la  Agencia Informativa Conacyt  y es reproducida  bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

shadow

shadow

Autor

mezcalito

Ingeniero en Sistemas , amante de los gadgets, comics, el cine y la tecnología