shadow
shadow

El Capital  intelectual en México

Introducción:

Los trabajadores han cambiado su rol dentro de las empresas ,  dejan de ser elementos  pasivos  en los procesos  y se vuelven una parte importante de  todo el proceso de producción,  algunos  aspecto ya no ligados tanto  a las habilidades de los trabajadores sino a lo que podían aportar  ellos a  los procesos por medio de su conocimiento viene  a  dar un nuevo giro al aporte de los trabajadores  e involucra  nuevos conceptos como el el capital intelectual  y el impacto  de este en las empresas.

Nos encontramos en un nuevo tipo de economía en la  cual  toman importancia  otra factores  esta nueva economía del conocimiento en  contra parte  a la economía industrial,  toma fuerza en los valores producto del conocimiento individual y colectivo y las aportación que tiene el mismo sobre los procesos de valor de la empresa.

 

Desarrollo:

“Cuando la Bolsa evalúa una empresa a tres, cuatro o diez veces el valor

contable de sus bienes, está expresando una verdad sencilla pero profunda: los bienes tangibles de una empresa intelectual aportan mucho menos al valor de su producto o servicio terminado que los intangibles: el talento de sus trabajadores, la eficacia de sus sistemas de management, el carácter de sus relaciones con los clientes, todo lo que en conjunto sustituye su capital intelectual.” (Stewart, 1998, pp. 97).

 

Esta  manera de ver el valor de la empresa no es muy diferente de la forma que se tienen aun en muchas empresas en México de concebirse a si mismas,   hay que recordar que por muchos  años se mostro la ventaja competitiva de México , como una mano de obra  barata ,  si bien en alguno casos  calificada en la mayoría  el principal incentivo que se prestaba  a las empresas era una gran fuerza laboral a costos bajos.

 

“El management del Capital Intelectual es como un océano apenas  descubierto, aún inexplorado; pocos directivos conocen sus dimensiones o saben cómo navegar en él. Algunos saben algo sobre los bienes intelectuales codificados, como las patentes y los derechos de autor. Tal vez tengan una cierta  idea del valor de otros, como el valor de la marca, algunos intuyen que la capacitación y experiencia adquiridas durante el período de aprendizaje forman parte de sus bienes. Pero el talento también es Capital Intelectual.” (Stewart, 1998,  pp 100).

El que una organización valore o no el capital intelectual en muchos casos dependerá de la madurez de la empresa al igual de la visión de los directivos , inclusive el mercado en el cual se desempeñen hay muchos mercados  donde en muy marcada la ventaja competitiva que te da el capital intelectual, como son los relacionados a áreas de innovación tecnología o por ejemplo las TI´s  las cuales son un excelente ejemplo del valor que tiene   el capital individual de los individuos y de la empresa como conjunto, si bien en muchas empresas hay que cambiar la visión para hacer entender que si bien el fin de una empresas es el generar ingresos hay diversas formas de hacerlo.

Como puede una empresa el cambiar esta  visión e involucrarse cada día más en la economía del conocimiento ,  dependerá en una primera instancia de la visión de los tomadores de decisiones,  podría existir la mejor disposición por parte del personal pero este tipo de  acciones que modificarán la manera de trabajar y concebir a la empresa solo serán posibles si toman las acciones de arriba hacia abajo, un primer paso será el modificar los procedimientos de reclutamientos  y practicas organizacionales para ir involucrando estas nuevas formas de trabajo , establece mecanismo para localizar todo el conocimiento tácito en las empresas y volverlo expliícito, así como  fomentar nuevas formas de trabajo que generen valor no solo por lo que el trabajador sabe hacer si no por lo que sabe.

 

Conclusión:

Nos encontramos  en un punto de inflexión donde a una empresa no le bastará el contar con capital material, será cada vez más necesario materializar el capital de tipo intelectual con el cual cuenta  y asegurarse de establecer mecanismos que le permitan identificar, recopilar y difundir este conocimiento al interior de la empresa, este desde mi punto de vista será la principal ventaja competitiva que distinguirá a las empresas líderes del país.

  • Blasque, A. G. (s.f.). Universitat de les Illes Balears.  www.uib.es
  • Stewart, Thomas. (1998). La nueva riqueza de las organizaciones: el capital intelectual. Editorial Granica. Argentina. 1998
  • El capital intelectual en la empresa.  http://www.articulosinformativos.com.mx/El_Capital_Intelectual_en_la_Empresa-a1106062.html

 

shadow

shadow

Autor

mezcalito

Ingeniero en Sistemas , amante de los gadgets, comics, el cine y la tecnología