shadow
shadow

La Virtualización no es la mejor opción en todos los casos

En los últimos años se ha venido presentando una tendencia a Virtualizar tus equipos, en particular con equipos servidores aunque esta tecnología tiene muchas ventajas por demás probadas, por experiencias personales hay algunas ocasiones en que habría que pensarlo dos veces antes de optar por tener una infraestructura virtual.

Hablamos en algunos casos muy particulares, donde la virtualización pudiera comprometer el comportamiento de tus servicios, por lo que es importante analizar a conciencia nuestra aplicaciones antes de apostar por una infraestructura virtualizada.

¿Qué es la virtualización?

Antes de seguir habría que recordar que es la virtualización, esta es una tecnología  basada en software que permite la optimización de recursos en equipos, podemos tener corriendo múltiples sistemas lógicos sobre una infraestructura común de hardware.

La máquina Virtual -Un sistema informático virtual se denomina “máquina virtual” (VM, Virtual Machine): un contenedor de software muy aislado en el que se incluyen un sistema operativo y aplicaciones. Cada una de las VM autónomas es completamente independiente. Si se colocan múltiples VM en una única computadora, es posible la ejecución de varios sistemas operativos y varias aplicaciones en un solo servidor físico o “anfitrión”.

La virtualización aprovecha un problema que se presentaba con los esquema tradicionales de instalación de servicios, en muchos casos la recomendación era no mezclar servicios en servidores físicos, por lo que tu infraestructura iba creciendo con múltiples servidores físicos, en los cuales en muchos casos el hardware del equipo era sub utilizado una gran parte del tiempo, la virtualización vine a resolver este problema, optimizando el uso de recurso permitiendo a diversos equipos lógicos co-exitir en un mismo hardware consiguiendo entre otros :

  • Reduzca los costos de capital y operacionales.
  • Proporcione alta disponibilidad de las aplicaciones.
  • Minimice o elimine el tiempo fuera de servicio.
  • Aumente la capacidad de respuesta, la agilidad, la eficiencia y la productividad de TI.

Cuando no recomiendo la virtualización

Pero se pueden presentar algunos caso en los cuales  la virtualización no es tu mejor opción  y entre estos te podría mencionar: soluciones que requieran alto redimiendo y una gran demanda de recurso, hay que recordar que el princio básico en este esquema, recae en la oportunidad de emplear recursos que en condiciones normales estarían desperdiciados, como es la memoria el procesador o el espacio en disco entr otros, pero si tienes un servicio que requiere una alta demanda y en muchos casos va a requerir por periodos el 100% de alguno de esos componentes, la virtualización estaría “robandole parte de estos recursos” , si no van a sobrar recursos para compartir ¿por qué meter una capa adicional de control de software en el servidor?

Otro de los problemas que he visto en equipos virtuales es cuando una de las aplicaciones o servicios virtualizados requiere un alto desempeño en gráficos, en la mayoría de los casos los servidores virtualizados o máquinas virtuales, trabajar con controladores genéricos que en muchos casos funcionan de manera correcta , pero al momento de requerir características de alta demanda en video, como es el caso de un servidor para control de video vigilancia, el rendimiento del equipo virtualizado puede llegar a ser notablemente inferior que el equipo instlado directamente sobre el servidor haciendo uso de los driver del fabricante para explotar todas las ventajas de una trajeta de video dedicada.

Aun cuando estos casos  por experiencias previas no las considero como situaciones idóneas para virtuallizar, las ventajas que brinda esta tecnología en consolidación de infarestructura, reducción de costos y facilidad de administración la convierten en una opción que toda área de TI debería explorar como un alternativa con grandes beneficios.

shadow

shadow

Autor

mezcalito

Ingeniero en Sistemas , amante de los gadgets, comics, el cine y la tecnología